DEPÓSITO DE GAS LICUADO EN QATAR

El uso de gas natural como fuente de energía ha recibido un fuerte impulso en todo el mundo y se están construyendo y proyectando un gran número de plantas procesadoras y almacenadoras de gas natural licuado, entre la que se encuentra la Central de Ras Laffan, construida por la empresa japonesa IHI.

El depósito tiene una capacidad de almacenamiento de 140.000 m3 de GNL, a –165ºC. El recinto externo es de hormigón estructural y tiene 76 metros de diámetro interno, 38,10 metros de altura mínima y está coronado por una gran cúpula de hormigón.

El lugar donde se ubica la obra es de sismicidad ‘alta-normal’, por lo que las estructuras se analizan y dimensionan teniendo en cuenta este condicionante. En consecuencia, la cimentación se resuelve con pilotes de Ø 1 m y unos 40 m de profundidad, empotrados en la losa: 383 pilotes de 9,5 m de profundidad.

Entre los aspectos más singulares de estas estructuras se pueden reseñar: unión monolítica de los pilotes de la cimentación en la losa de fondo, de espesor constante de 0,80 y 1,15 m; empotramiento del muro perimetral, de 0,80 m de espesor constante, a la losa de fondo; postesado por cables horizontales y verticales del muro-perimetral y una cúpula de hormigón armado de 0,40 m de espesor mínimo, empotrado en el anillo que culmina el muro-perimetral y hormigonado en dos capas.

Esteyco